Mi Maky

Posted by Emperatriz under

Muchos estudios científicos han demostrado la gran cantidad de beneficios para la salud que podemos recibir al disfrutar de la compañía de una mascota. Estos estudiosos dicen que cuando nos ocupamos de cuidar un animalito… pues somos menos propensos a sufrir depresión, los valores de colesterol suelen ser los adecuados y tan solo el hecho de acariciarlos puede bajarnos la presión arterial (Yo la debo tener en cero!!!). Es increíble como pueden acompañarnos… mostrarnos amor incondicionalmente… darnos los buenos días… recibirnos en casa con la mayor de las alegrías… acompañarnos a comer… echarse sobre nuestros pies cuando vemos TV… acompañarnos a dormir… e incluso tratar de curarnos…
Mi Maky… uno de los perros más inteligentes del mundo… entiende perfectamente nuestras conversaciones… (al punto que si no queremos que se entere de cosas tales como que hay que bañarlo, llevarlo al veterinario o darle algún medicamento… pues no se puede hablar frente a él), también es un perro enfermero… ha tratado de “curarme”… cualquier heridita o rasguño que haya tenido en alguno de mis pies… todos los días me despide al irme a mi trabajo…. y al regresar me recibe con toda la alegría del mundo… y en ese momento debo cargarlo por unos minutos como si fuese un bebé…
En la foto me agarró “fuera de base” con un beso en la nariz…

2 comentarios:

On 10 de diciembre de 2007, 2:59 , Anónimo dijo...

jajaja, que lindo. Yo también tengo dos mascotas: Huxley, un golden que el pobrecito ya tiene 10 años y Pepa, una cocker de 5 que es un cielo.
Me encanta cuando voy por la casa y los dos detrás, a ver qué hago y a dónde voy.
Si estoy en la cocina se ponen los dos en la puerta mirando hacia dentro y no se pierden ni uno de mis comentarios. Porque yo les hablo ¡faltaría más! y estoy segura de que me entienden todo y, a su manera, me contestan.

ISABEL - LA OTRA

www.sopasyletras.com

 
On 13 de febrero de 2009, 17:08 , Cocinica dijo...

Me ha encantado lo que cuenta anonimo de sus perretes, como decía Gala solo lo puede entender quien ha tenido una amigo-compañero en su vida.

Desgraciadamente ya no tengo a Zac, pero lo recuerdo constantemente.

Besos.

Maria Pilar