Torta blanco y negro

Posted by Emperatriz under

100_4483-1

¿Las cosas son blanco o negro, o existen las escalas de grises?

En blanco y negro - Un cuento para niños pequeños
La abuela Clementina vivía en una casa muy blanca con techo gris. La casa era así porque en esa época todavía no se habían inventado los colores y el mundo era todo blanco, todo negro y un poco gris. A Clementina le gustaba mucho tejer, tejía y tejía, todo el tiempo: hacía pulóveres blancos para su nieta Natalia, y gorros grises para su nieto Damián. Mantas muy blancas para el vecino de enfrente y gorros negros para el vecino de atrás. Todas las tardes se sentaba a tejer delante de la tele mientras miraba la telenovela de las tres. Era muy distraída y además usaba anteojos porque no veía muy bien así que cuando algunas veces dejaba el tejido y se iba a cocinar, a su regreso no lo podía encontrar. – ¿Dónde esta el gorro gris que estaba haciendo? Se preguntaba pero como nadie le contestaba no tenía mas remedio que ponerse a buscar. Buscaba y buscaba por toda la casa, miraba sobre la alfombra negra, y sobre la cama blanca, revisaba debajo de la mesa blanca y arriba del ropero negro, y luego daba vueltas por toda la casa y a veces recorría también la plaza de enfrente, repleta de árboles y pastos grises, porque ya se sabe, que cuando no se encuentran las cosas en los lugares en los que deben estar, hay que tratar de encontrarlas dónde jamás estarán.–Me cansé– decía siempre y justo en ese momento el tejido aparecía: había dejado el gorro gris sobre el sillón gris. –Al fin!!! –decía la abuela aliviada, –ahora si podré terminar este gorro. Pero al día siguiente vuelta a empezar: ¡el tejido se volvía a perder!¿Donde estarán los guantes negros que empecé ayer? Decía la abuela y después de mucho buscar los veía sobre la alfombra negra. Una tarde Clementina se puso a tejer una bufanda muy linda, muy larga, y muy blanca. Estaba tejiendo cuando sonó el timbre. La abuela se levantó para ver quien era. Soy Pepe Clementina, el vecino nuevo, vine porque me gustaría- que me haga un gorro abrigado para el frío. Como no.. . dijo la abuela.- primero termino la bufanda y después le hago el gorro-Gracias Clementina,- dijo Pepe y después se fue.-hasta luego Clementina volvió al sillón para seguir tejiendo la bufanda pero... no la encontró. Buscó y buscó pero la bufanda blanca no apareció. dijo-¡Ufa! ¡Se terminó!- Entonces buscó un libro A ver que-muy gordo que tenía encima del ropero, lo abrió y empezó a leerlo. dice.. . ¡Que bien, hay recetas para inventar los colores! ¡eso voy a hacer!Sin pensarlo dos veces salió a buscar las flores blancas que crecen en el fondo del jardín, cortó algunas y las puso en una olla muy grande con agua, revolvió un rato largo sobre el fuego. Parecía una sopa. Después llevó uno por uno todos los ovillos de lana blanca al jardín. Tomó la olla para tirar la mezcla sobre la lana pero justo cuando salía tropezó con una piedra y se cayó. La sopa se volcó sobre el césped que quedó todo de color verde, tan verde como.. . como.. . ¡Como el césped!¡Que lindo! dijeron todos cuando vieron- la hierba de ese color. Pero la lana siguió blanca, tan blanca como la nieve. dijo la abuela.-Voy a probar con otra receta- Y esta vez junto un montón de hojitas secas, las puso sobre la mesa y las aplastó hasta que se convirtieron en un polvito, puso todo en un frasco y salió de nuevo al jardín. Justo cuando iba a echar el polvillo sobre la lana blanca un viento muy fuerte se puso a soplar. Y polvillo subió alto, muy alto, hasta el cielo que quedo de color azul, tan azul como.. . como.. . ¡cómo el cielo!La lana seguía de color blanco, más blanco que nunca. La abuela probó todas las recetas del libro, inventó el color rojo, el amarillo, el celeste, hasta el violeta que es un color medio difícil. La lana siguió siempre blanca, blanca como la nieve pero a Clementina ya no le importó, compró un montón de pinceles, llamó a los chicos para que pinten el mundo que desde ese día se llenó de color.
Autora: Adriana Ballesteros

100_4500-1

La receta…

Ingredientes:
150 grs. de azúcar en polvo
75 grs. de almendras molidas
150 grs. de mantequilla
7 huevos
40 grs. de coco rallado
25 grs. de cacao en polvo
50 grs.de harina
1 cucharadita de polvo de hornear
1 pizca de sal
50 grs. de fécula de maiz

Para el relleno:
200 grs. de mermelada de frambuesa
300 ml de crema de leche (nata)
40 grs. de azúcar en polvo

Preparación:
1.- Precalentar el horno.
2.- Mezclar el azúcar y las almendras molidas. Reservar.
3.- Derretir la mantequilla. Reservar.
4.- Separar las claras y las yemas de 6 huevos. Incorporar las yemas a la mezcla de azúcar y almendras. A esta mezcla añadir el coco rallado, el cacao y el último huevo entero.
5.- Agregar cernidos: la harina, el polvo de hornear, la sal y la fécula.
6.- Batir las claras a punto de nieve y agregarlas a la preparación.
7.- Añadir y mezclar con cuidado la mantequilla derretida.
8.- Verter la preparación en un molde engrasado y enharinado. Llevar al horno hasta que al introducir un palillo éste salga limpio.
9.- Al sacar la torta del horno, dejar reposar por unos 10 minutos y desmoldar en una rejilla. Dejar enfriar por completo.
10.- Cortar la torta en tres rebanadas horizontales. Rellenar cada disco con la mermelada de frambuesa.
11.- Batir la crema de leche hasta que quede firme e ir incorporando poco a poco el azúcar en polvo.
12.- Cubrir toda la torta con la crema batida (puede usarse una manga pastelera).
13.- Adornar con virutas de chocolate y frambuesas. (Yo utilicé caramelitos con forma de frambuesas… ya que por estas tierras tropicales es difícil conseguirlas).
14.- Guardar en la nevera hasta el momento de servir.

Esta receta es también de Pierré Hermé (creo que este mes lo voy a dedicar a preparar solo recetas del Pedrito!!!)... el nombre original de esta preparación es "Negro y Blanco"... pero como dicen los matemáticos... el orden de los factores no altera el producto...

10 comentarios:

On 11 de abril de 2008, 9:35 , Berta dijo...

Hice el flan criollo,mmmm!siempre lo había hecho con leche condensada,pero este es aún más rico.
Hoy haré esta tara para una celebración,me parece muuuy rica.
No ví la peli,pero quiero ir al cine.
Buen relato el que has puesto.
Besitos

 
On 11 de abril de 2008, 17:26 , Emperatriz Mata dijo...

Hola Berta!
Qué bueno que preparaste el flan... Verdad que es delicioso?
Espero que la tortica también te quede muy rica!!!
Si ves la película... luego me cuentas que te pareció...
Un beso!

 
On 11 de abril de 2008, 17:52 , canela dijo...

¡Qué preciosidad de tarta! A ver si me animo a hacerla. Felicidades.

canela

 
On 12 de abril de 2008, 11:56 , Emperatriz Mata dijo...

Gracias Canela!
No dejes de prepararla!!! Ya verás que es deliciosa!
Un abrazo!

 
On 12 de abril de 2008, 12:24 , Almudena dijo...

Tu tarta tiene una pinta riquisima,seguro que estaba delicioso!
Un saludo

 
On 12 de abril de 2008, 20:49 , Emperatriz Mata dijo...

Hola Almudena!
Estuve por tu blog... está muy lindo... con unas ensaladas que se ven muy ricas!!!
Ya pronto volveré!
Un abrazo para ti... y un beso para Tinin!

 
On 15 de abril de 2008, 9:04 , Karina dijo...

Que belleza de torta y que preciosidad de cuento!!!!

 
On 15 de abril de 2008, 20:25 , kid Culinario. dijo...

Emperatriz que rikura de postres veo en tu blog, por lo general no soy muy amante de las cremas sobre los panqueques pero creo q si tu postre mantuviera esa base y fuera mas frutal osea una combinacion con frutos secos, creo q me gustaria mas voy a probar la base haber como sale.
muchos abrazos esta super riko el blog ....
kid

 
On 16 de abril de 2008, 5:35 , Sonia Martín dijo...

No sé si alguien tendrá valor para deshacer esa obra de arte y comérsela. Es preciosa. Felicidades.

 
On 18 de abril de 2008, 22:27 , Emperatriz Mata dijo...

Mil gracias a todos!!!
Un beso!