La Catira

Posted by Emperatriz under
La catira es una perrita que conocimos hace casi cinco años.
Jamás la habíamos visto… nadie nunca la reclamó… ni se dijo que fuera de algún sector cercano a nuestro edificio…

¿De dónde eres Catira?

Ella llegó a nuestro vecindario en condiciones muy lastimosas… con un grado de desnutrición extremo… era prácticamente un grupo de huesitos andante… sin nada de pelaje debido a la sarna que afectaba todo su cuerpo… y lo que le resaltaban eran ese par de ojos grandísimos… redondos… que te miraban y te hablaban…

¿Qué te hicieron Catira?, ¿Porqué tienes tanto miedo?...

La primera vez que la vi… la llamé… pero ella huyó despavorida… no le hice mucho caso… pensé que se había ido… pero al rato sentí que alguien me miraba… y era ella… escondida detrás de las ruedas de un carro… como preguntando ¿Qué es lo que quieres?... ¿Para qué me llamabas?...
Le ofrecí agua y comida… el hambre pudo más que el terror… se acercó con las orejas y la cola gachas… los ojos redondotes y asustados… y se quedó dando vueltas por allí cerca… así pasaron los días… y me fui ganando su confianza…


Pero bueno Catira… que buena broma nos echaste!!!

Le dimos medicinas… alimento adecuado… y mucho cariño… y fue recuperando peso… sanando… el pelaje le salió hermoso… largo y brillante… se puso linda… tan linda que se buscó un novio… y quedó embarazada de cinco lindas perritas…

Una noche llegué y no saliste a recibirme… Te llamé y te busqué y nada… quedé muy preocupada… ¿Te acuerdas Catira, como saliste a la mañana siguiente… toda espichadita a mostrarme tus niñitas? Estabas feliz… movías tu cola… dabas vueltas y trotabas… y de esa forma me llevaste a ver tus cachorritas… Esa es una de las cosas más lindas que me ha pasado en la vida… ese día sentí el privilegio de tu amistad…

Cuando llegaba a la puerta del estacionamiento… pues allí estaba esperándome… y en una especie de rito extraño… empezaba a caminar delante del carro… y me guiaba hasta el lugar donde debía estacionarme… volteando a cada momento como para asegurarse de que yo iba siguiéndola…


Catira… nos vamos volando a que te esterilicen… porque no podemos seguir en este plan… y te pusiste aun más linda Catira…

Pasaron dos meses… le tomé fotos a cada una de las cachorritas… las coloqué en la red informática interna del Instituto donde trabajo… “Se buscan hogares adoptivos”… y el mismo día fueron todas solicitadas… por supuesto… previa entrevista de los solicitantes y compromiso de cuidar a las niñitas con todas las de la ley…

A una de las vecinas de nuestro edificio se le murió su perrita… y para aliviar su pena llegaste tu Catira… con tu gran corazón y agradecimiento infinito… y ahora estás allí… como la gran señora de la casa… toda una dama…

Aunque ahora no nos vemos con mucha frecuencia… y paso incluso meses sin saber de ella… pues cada vez que me ve corre a saludarme… a echarse a mis pies para cortarme el paso… para no dejarme caminar… para que le rasque la panza… para decirme que no me ha olvidado… para recordarme que es mi amiga… para hacerme sonreír…

5 comentarios:

On 19 de diciembre de 2007, 17:44 , Anónimo dijo...

Linda historia, llena de ternura como tu.

 
On 28 de diciembre de 2007, 12:20 , Sara dijo...

Que bonita historia!

No sé si hoy estaré muy sensible, o simplemente es que soy una amante innata de los bichos (especialmente los que hacen guau guau), pero me ha encantado este homenaje a Catira.

No es muy común, por desgracia, que historias con un perrito callejero tengan un final feliz como este....

Besos, y felicidades, por tener una amiga tan fiel!

 
On 28 de diciembre de 2007, 21:10 , Emperatriz Mata dijo...

Hola Sara!
Me alegra mucho tu visita y tu comentario! Gracias!
También siento una debilidad por esos loquitos de cuatro patas... ya son varias historias que tengo para contar... y gracias a Dios, la mayoría con finales felices!!! Espero reseñarlas pronto...
Visité tu blog y está muy lindo... pronto volveré para leerlo con más calma!
Te mando un gran abrazo!

 
On 5 de mayo de 2009, 21:15 , Anónimo dijo...

Que alegría encontrar este blog, no solo por las maravillas de preparaciones y fotos, sino también por lo dulce y buena que fuiste con esta perrita, aquí yo también hago lo mismo cocino, tomo fotos y rescato animalitos de las fauces de la calle.
Desde aquí, El Tigre Edo Anzoátegui te mando un abrazote full de cariño
Claudia Buccella

 
On 2 de mayo de 2012, 18:04 , Anónimo dijo...

Me gusta mucho tu blog, pero despues de esta historia que me llego al corazon soy tu fan! Todo ese amor se te retribuira en bendiciones! Saludos
Marielle M.